Hace tiempo que tengo la idea de construir algún tipo de aparato con el que acercar la programación a los más pequeños. En parte por la añoranza dela época dorada de los ordenadores de 8 bits. Yo aprendí a programar de manera autodidacta en el Amstrad CPC 6128 que mi padre nos compró y hoy me dedico al desarrollo de software precisamente por eso.

Continúa leyendo

Share This: